IS THE EVENT IN THE HAND OF GOD?

1

Desorientado sigo los pasos rojos de las bailarinas que tengo ante mí… No tengo fuerzas para decidir por mí mismo… no quiero deambular sin rumbo.

2

Doblo la esquina y la Luz cegadora me deslumbra y parece impulsar mis últimos recuerdos alucinados… Duele pero no quema… es Mágico…

3

Renqueante intento continuar mi camino a ninguna parte… El amarillo de los taxis se eleva, cobra vida y exaltado estalla en mi cabeza… las obras paralizan el tráfico y los obstáculos de la ciudad bloquean mis sentidos.

4

Noto cómo la sangre martillea en mis sienes y mi respiración se acelera… Elevo la mirada hacia el Arco y ésas palabras se graban a fuego en mi mente….The Event is in the Hand of God.

5

Los edificios desmesurados y amenazantes se acercan un poco más…

6

Siento como Atlas, todo el peso de los cielos sobre mí… ¿es Zeus el que se ríe allá arriba implacable?

7

Tengo que centrarme…. ¿Cómo he llegado hasta aquí? Hordas estúpidas y agitadas me acosan…

8

Los edificios se descomponen y distorsionan en imágenes fraccionadas… Al igual que los recuerdos de las últimas horas aparecen seccionados.

9

¡Párate! Piensa, no te dejes llevar por el pánico… Un pensamiento circular y obsesivo aparece en mi mente…. Has errado… Has errado…

10

Necesito recobrar fuerzas por un instante… necesito calmarme… y tengo que aferrarme a un poco de tiempo para poder atrapar los recuerdos…

11

El mostrador del bar me muestra alimento que aparece triste ante mí. Me deja indiferente… ¡No lo quiero ni lo necesito!

12

La tranquilizadora imagen de mi refugio se desvanece de pronto… mi hogar… cuán lejos me siento de ti…

13

El espacio aparece desolado sólo poblado por hileras de taxis y ventanas que se reproducen hasta la nausea…

14

No hay nadie en los alrededores… Pero me siento acorralado…

15

Durmientes automóviles apilados cómo ataúdes, me confirman que estoy expuesto y debo ponerme a salvo.

16

Una imagen emerge bruscamente en mi desquiciada memoria: dóciles mortales, ladrillos rojos… ¿un puente cercano?…

17

Sigo caminando en busca de respuestas. En las afueras abandonadas, las nubes se pierden en el horizonte, y entonces recuerdas haber transitado esas calles hace tan sólo unas horas.

18

Junto a un desvencijado edificio se erigen Juncos rojos orgullosos y firmes. Extrañas entonces las Flores de Opio y el sanador ensueño al que sucumbían tantas personas muchos años, siglos atrás.

19

¡Qué fácil resultaba entonces aproximarse y desposeerles de la esencia que es tu alimento…! La luz retrocedía con facilidad para esconderse tras las pesadas nubes…

20

No puedo ocultarme en ninguno de esos cubículos, me siento atrapado entre cemento y acero. Demasiados edificios, demasiadas cruces. Mártires… no quiero descansar entre ellos.

21

Otra imagen se materializa en tu mente y recompone tus últimos pasos… y ésas Estacas clavadas en el agua de la noche te recuerdan por qué estás aquí… en esta condenada ciudad…. Huiste de Baton Rouge…

22

En el preciso instante en que las primeras farolas se encienden, sabes hacia dónde tienes que ir. Justo ahí dónde empezó todo.

23

La lánguida luz anaranjada del día que ahora mismo muere, lame el puente de Brooklyn y lo cruzo veloz sabiendo por fin a dónde dirigirme.

24

Reconozco la primera imagen que vi de esta ciudad. El agua oscurece oleosa y las ventanas se iluminan al fondo, en Manhattan…

25

¡Qué arrebato descubrir a toda esa gente deambulando incautos en el parque!

26

Sobre el escenario de Celebrate Brooklyn corretean nubes oscuras que presagian muerte…

27

El metro avanza desvencijado por un paso elevado y mi ansia crece por momentos…

28

¿Acaso necios creíais que teníais escapatoria? No hay salida posible para vosotros…

28b

Esos dos niños que aparentemente dormitan en el vagón con las bolsas de la compra a sus pies… Me han dado la fuerza necesaria…

29

Los embarcaderos se adentran en el río, como mis dedos furtivos codician retener la caricia del último aliento mortecino… El día expira dócilmente y al fondo, la Ciudad espera.

30

Fui avisado… Creí haber errado… Pero no fue así… porque bajo esos sugestivos colores…

31

…Bajo esos cuerpos exultantes de belleza y descaro…

32

…Mientras la música atronadora e hipnótica seduce tu juicio…

33

Descubres sustancias nunca jamás antes conocidas.

34

Todo desaparece de golpe… ni un sonido, ni un alma, me quedo ahí inmóvil, conteniendo el aliento…

35

Por segunda vez en todos estos siglos vividos siento un punzante dolor que me sacude y domina.

36

¡Yo que soy elegido entre los elegidos dudo en la encrucijada!

37

Me obligo a dominarme y tenso mis sentidos… No me importa el dolor. ¡Quiero que me inunde!

38

…porque ahora sé que ya no voy a tener que acechar en oscuros callejones cuando el día cierra…

39

…voy a poder elegir entre los cándidos mortales que habitan despreocupados los tiempos resplandecientes…

40

¡Puedo saciarme en hacinados supermercados, malolientes gasolineras, mugrientas bibliotecas, y en trastornadas tiendas!

41

Un intenso y abrumador arcoíris se abre ante mí y me dispongo a cruzar el espejo…

42

Desde la arena de la playa veo Manhattan… Y ahora me siento poderoso de nuevo… Maldita ciudad… Desde aquí os grito: ¡Voy a doblegaros!

 

Textos: Sue García Iniesta. © 2013.

Fotografías y edición: Miquel Pastor. © 2011.

Localizaciones: Manhattan y Brooklyn (New York City, Estados Unidos de América).

© 2013. Todos los derechos de autor de las fotografías por Miquel Pastor microrrelatosvisuales@gmail.com

Anuncios

5 pensamientos en “IS THE EVENT IN THE HAND OF GOD?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s