No ha sido un sueño, guarda el secreto…

38526_1368464608581_814439_n

Expectante…

39903_1368465328599_1910535_n

sigue caminando…

39501_1368465368600_4036301_n

bajo el arco, se detiene a encenderse un cigarro…

39469_1368465408601_7879890_n

para saborearlo observando detenidamente la iglesia que, orgullosa, se oculta amenazante tras los estrechos y deteriorados callejones…

38797_1368465448602_6367366_n

acalorada por el bochorno veraniego, se aparta con delicadeza las enormes gafas de sol para refrescar, con cierto mimo, su rostro sudoroso….

39469_1368465488603_6712858_n

observa con recelo y curiosidad la fauna autóctona cuando uno de ellos le pregunta si tiene papel de liar…

40390_1368465528604_2906522_n

se sienta en el bordillo de la fuente para observar durante unos segundos su refrescado reflejo…

39469_1368465568605_4575498_n

los desórdenes musicales que emanan de la guitarra de un anónimo aspirante a músico interrumpen sus pensamientos…

40051_1368465608606_6705994_n

las estrepitosas carcajadas de una pareja le hacen volver a la realidad…

39126_1368465648607_83658_n

y los impactos de las remotas balas dibujan en su memoria los gritos de aquellos alumnos de la escuela Sant Felip Neri asesinados por la aviación franquista…

38824_1368465688608_2881352_n

distraída con las recientes farolas encendidas busca con insistencia su móvil en el bolso para observar que, sin haberse percatado, el tiempo se detuvo al atravesar el carrer de Montjuïc del Bisbe…

40596_1368466008616_5268676_n

sorprendida, aprovecha para inmortalizar ese momento que desearía mantener siempre intacto en su retina…
click!

40113_1368466048617_1553108_n

curiosa, recorre una a una las ventanas encendidas preguntándose por la vida de los habitantes que se esconden en el anonimato…

35975_1368466088618_4224338_n

de pronto, una heladora pero gratificante brisa contonea con gracia su dorada melena…

40418_1368466128619_7733670_n

y al descubrir las vetustas gárgolas que observan intimidantes un silencioso escalofrío recorre con rapidez su delgado cuerpo…

40596_1368466168620_2012392_n

inquieta, desvía su mirada hacia el suelo para observar una sombra que, como por arte de magia, desaparece fugazmente dejando a su paso una brillante estela…

40596_1368466208621_6243648_n

consciente de que, de repente, está completamente sola en la plaza, decide volver a recostarse sobre el borde de la fuente para paladear el acogedor silencio que tan sólo interrumpe con disimulo el sonido del agua…

39760_1368466248622_5874027_n

hipnotizada, examina el dulce vuelo de una escuálida hoja que termina aterrizando pausadamente sobre la palma de su mano…

39485_1368466288623_6061184_n

unas parpadeantes farolas desafían su curiosidad y, decidida, se adentra en otro callejón…

40596_1368466328624_2098776_n

cuando, repentinamente, miles de hechizantes luces doradas la envuelven brutalmente para desaparecer una vez que ya ha perdido el conocimiento…

38668_1368466368625_1872634_n

el discreto sonido del móvil indicando que tiene un mensaje le despierta de un sobresalto, y un mudo “Dios mío!”, resuena en su cabeza… atónita y decepcionada al ser consciente de la realidad, repasa uno por uno los muebles de su dormitorio pintados con cierto sigilo por los madrugadores rayos de sol que se cuelan elegantemente a través de la persiana… al remover con brío su voluminosa melena se percata de las gotas de sudor que refrescan su nuca… un retador “Mensaje recibido” parpadea con insistencia en la pantalla del móvil… desbloquea el aparato y lee el mensaje anónimo… “No ha sido un sueño, guarda el secreto…”. Su desconcierto es interrumpido por el ruido del aspirador… “Madre, mía!!! Tengo que contárselo a Isa!”, piensa mientras que, de un salto, sale disparada en busca de su compañera de piso… De pronto, a mitad del infinito y aspirado pasillo, se para bruscamente… rápidamente reconoce la misma heladora brisa de su ¿sueño? recorriendo esta vez todo su cuerpo… un torrente de dulces sensaciones hacen que dé media vuelta a la vez que, como un silbido, de su voz todavía dormida sale un afirmante: “Tranquilo… tu secreto está a salvo conmigo…”. Y, mientras cierra con una planificada discreción la puerta de su dormitorio, una exuberante y sonora sonrisa se dibuja en sus labios…

Textos: Yaiza Arbelo© 2010.

Fotografías y edición: Miquel Pastor. © 2010.

Localizaciones: Plaça de Sant Felip Neri (Barcelona).

© 2010. Todos los derechos de autor de las fotografías por Miquel Pastor microrrelatosvisuales@gmail.com

Anuncios

2 pensamientos en “No ha sido un sueño, guarda el secreto…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s